Seleccionar página

Por fin ha llegado el momento de comprar una casa, estás decidido/a, pero antes de dar ningún paso más, repasa los consejos que te damos a continuación sobre qué debes tener en cuenta si quieres comprar una casa.

¿Te lo puedes permitir?

Si ya tienes el dinero, no hay duda, puedes comprarlo. Pero si no es así, deberás solicitar una hipoteca en el banco, y saber con qué condiciones te la conceden.

Esta información que te pueden facilitar en el banco, te permitirá saber si puedes comprar una casa o no. Además, sabrás también de qué presupuesto total dispones y realizarás una búsqueda más realista.

Se suele decir que la cuota mensual de la hipoteca no debe superar el 30% de los ingresos. Y es importante saber que la vivienda lleva asociados una serie de gastos como son el IBI, los gastos de comunidad, el seguro, etc.

¿Cuáles son los gastos de la casa?

No se trata solo de pagar mes a mes la hipoteca de la vivienda, sino también los gastos que ésta lleva asociados.

Calcular gastos totales antes de comprar casa

Calcular gastos totales antes de comprar casa

Un gasto fijo a tener en cuenta es el de la comunidad de vecinos. Sin embargo, es importante preguntar al presidente el estado en el que se encuentra el edificio, si es necesaria alguna reforma y si se tendrá que llevar a cabo alguna derrama extraordinaria.

Aparte de éstos gastos, debes conocer también las normas y estatutos del edificio para cumplir con las exigencias y prohibiciones que puedan haber establecido.

¿La zona es de tu agrado?

Quizá este sea uno de los factores más importantes a la hora de comprar una casa. Es imprescindible que la zona en la que está construida la vivienda sea de tu agrado y te haga sentir completamente en casa. Hay varios factores a tener en cuenta dependiendo de tu situación actual.

Foto de un Barrio con diversas Casas

Foto de un Barrio con diversas Casas

¿Tienes hijos pequeños?

Entonces deberías buscar un barrio con escuelas y parques, o que cuente con un transporte público excelente que les permita acceder a todos los servicios necesarios con mucha facilidad.

¿Te gusta el deporte?

Si es así, puede que prefieras estar cerca de polideportivos, la piscina municipal, pistas de atletismo, club de tenis, campo de golf, etc.

¿Buscas tranquilidad?

Puede que tu hogar ideal esté en las afueras, en una zona tranquila y sin ruidos. Sin embargo, sigue siendo importante asegurarse que hay algún tipo de transporte público que te pueda acercar a la zona urbana si es necesario. También lo es estar relativamente cerca de algún supermercado y de alguna farmacia.

¿En qué condiciones se encuentra la casa?

A veces compramos cosas que al poco tiempo necesitan algún arreglo o reparación, y lo mismo puede ocurrir al comprar una casa. Por ello es imprescindible asegurarse de que la casa no presenta humedades ni desperfectos.

También debes tener en cuenta el clima de la zona donde está la casa. Si es un clima cálido, como en el Mediterráneo, se recomienda buscar una casa orientada al sureste, ya que en invierno tendrá luz y calor durante todo el día, mientras que el resto del año sólo tendrá sol hasta el mediodía. Así consigues evitar el sol durante las horas de más calor y disfrutarás de su calor durante el invierno.

¿Tiene toda la documentación en orden?

Asegúrate de que todos los papeles de la casa están en orden. Para ello deberás solicitar la siguiente documentación:

  • Nota simple del Registro de la Propiedad: sabrás entonces quién es el propietario de la casa, además de los datos del inmueble.
  • Cargas: debes conocer las posibles cargas que tenga el piso y cómo se librarán de ellas cuando se haga la compraventa.
  • Cédula de Habitabilidad.
  • Certificado de Eficiencia Energética.
  • Cuotas de la comunidad de propietarios: debes confirmar que el propietario ha pagado todas sus cuotas y que no tiene ninguna deuda pendiente.
  • IBI: asegúrate de que el propietario está al día con los pagos del IBI.
Verificar documentación antes de comprar casa

Verificar documentación antes de comprar casa

¿La casa presenta algún daño oculto?

Es posible que veas una pequeña mancha de humedad y no le des mayor importancia. Pero puede que tras esa mancha se esconda un gran daño en alguna tubería y te acabe costando mucho dinero su reparación.

Cuando se solicita la hipoteca, se realiza una tasación de la casa. Sin embargo, no se lleva a cabo ninguna inspección de daños, por lo que es recomendable que un arquitecto o un aparejador revisen la casa y aseguren que no sufre ningún daño oculto.

Además, si se trata de una vivienda de obra nueva, el promotor debe responsabilizarse de sus fallos durante 1, 3 o 10 años, según cuál sea el daño.

  • Durante 1 año: daños materiales por vicios o defectos de ejecución que afecten a elementos de terminación o acabado de las obras.
  • Durante 3 años: daños materiales ocasionados en el edificio a consecuencia de defectos o vicios de los elementos constructivos o instalaciones que ocasionen el incumplimiento de los requisitos de habitabilidad en materia de higiene, salud, protección del medio ambiente, protección contra el ruido, ahorro de energía, aislamiento térmico, etc. Se incluyen dentro de ese apartado las humedades, la falta de aislamiento, las grietas de origen no estructural o problemas en las instalaciones.
  • Durante 10 años: daños materiales ocasionados en el edificio por defectos o vicios que afecten a la cimentación, pilares, forjados, muros de carga o otros elementos estructurales y que comprometan directamente la resistencia mecánica y la estabilidad del edificio.

Información recabada en https://blog.ventadepisos.com/https://www.boe.es/

Qué debes tener en cuenta si quieres comprar una casa 1
0Shares
0 0
0Shares
0